La importancia de la calidad artística y pedagógica

La importancia de la calidad artística y pedagógica

Creemos en el cuento como una obra de arte en sí mismo. Con una cuidada calidad artística y pedagógica, nuestros cuentos tratan de recuperar el espacio privilegiado de la infancia, envolviendo el niño mediante el mundo mágico de las ilustraciones. Damos mucha importancia a que éstas estén hechas artesanalmente y acompañen, con calidez y armonía, el valioso contenido de cada cuento. 

Así, editamos cuentos clásicos, obras fundamentales de la tradición europea de autores tan queridos como Elsa Beskow, Ida Bohatta, Astrid Lindgren o Sybille von Olfers. También editamos cuentos de nuestra tradición oral, cuentos populares de todo el mundo y cuentos propios.

Creemos que es vital que se cuenten cuentos a los niños, dando así continuidad a una tradición que les ayuda a elaborar sus propias imágenes internas. De acuerdo con este principio, las ilustraciones de nuestros cuentos quieren facilitar este proceso, en ningún caso influir en él o darles el trabajo hecho. Por eso procuramos que las imágenes sugieran, estimulen, inviten a imaginar y, lo más importante, que siempre dejen un espacio para la propia elaboración.